La causa próxima

La causa próxima

En estos últimos dos años, el avance sobre derechos de los usuarios en salud ha sido importante, pero aún se encuentra pendiente la obligación de indemnizar en los casos en que se sientan vulnerados. Por lo demás justo y necesario.

En materia normativa la Ley 29414 promulgada en octubre del 2009, señala que los usuarios tienen derecho “a recibir tratamiento inmediato y reparación por los daños causados en el establecimiento de salud o servicios médicos de apoyo, de acuerdo a la normativa vigente”. En uno de los artículos de su reglamento – prepublicado en agosto del año pasado- establece el derecho “A recibir una indemnización civil o prestación económica cuando el daño al derecho o su situación de salud se origine en una prestación de servicio de salud realizada con impericia, imprudencia o negligencia”.

La causa próxima 1

VISION CIVIL NO PENAL

Durante el período 2006-2009 la Defensoría del Pueblo recibió 868 denuncias, que luego de ser analizadas concluyeron que en 291 de los casos existiría “una práctica médica alejada de lo razonable” y que podrían referirse a una presunta negligencia médica, tratos no adecuados, destiempo en la atención, desinformación, etc. En este tema, su posición es reveladora: “Nosotros hemos manifestado nuestra posición a favor de un justo y oportuno resarcimiento o compensación económica por los daños que puedan generar prácticas negligentes de los profesionales de salud”. En la actividad privada, el INDECOPI tiene registrado en su compendio estadístico 840 denuncias en el rubro servicios de salud entre el 2006 y el 2010.

VOLUNTAD, SOLO VOLUNTAD Y NADA MÁS QUE VOLUNTAD

La coyuntura nos ha presentado en estos años declaraciones de diversos sectores y en muchos casos, encendidas polémicas cargadas de un componente adicional que han hecho que el tema se polarice, aunado a la falta de un acuerdo político que desde 1992 registra ocho iniciativas para legislar sobre la conveniencia de una Ley de contratación de una póliza de seguros entre a los profesionales de la salud. A pesar de los años transcurridos, las denuncias públicas de los afectados por este tema, deja la sensación que el paciente se convierte en muchos casos en una historia clínica más.

GLOBALIZACION CRECIMIENTO Y DESARROLLO

En el mundo globalizado que nos toca vivir, todo tiene un precio, lo único que no tiene precio es la salud, la suya y la de todos. Esta dicotomía, en un país que se precia de uno de los crecimientos más importantes de la región, no concuerda con el desarrollo que como sociedad se debe tener en todos los campos, también en el derecho en la atención de la salud, por eso, los esfuerzos por preservarla antes, durante y después son impostergables.

La causa próxima 2

A LA VUELTA DE LA ESQUINA

Las condiciones están dadas para que por causa próxima se materialice un mejor escenario de protección a los usuarios en los servicios de salud. Esto implica, imponderablemente la necesidad de situar las indemnizaciones como elemento importante de protección frente a las consecuencias que puedan derivarse, tanto en el daño físico, como en el daño moral. Por eso, sería conveniente que el mercado se permita una introspección de fortalezas y debilidades que ayude a potenciar aún más sus capacidades que atienda esta oportuna necesidad.

Entre las consecuencias que posiblemente encuentre el mercado, está la relacionada al incremento en número y cuantía de las indemnizaciones, frente a esta situación, una manera de enfrentarla consistiría en establecer coberturas que precisen el resarcimiento por capas, dependiendo del restablecimiento de la salud del paciente y hasta un período determinado.

En el mundo actual las formulas mixtas de asociación entre privados o entre público-privados están dando buenos resultados, por eso pensar en un consorcio asegurativo de protección (de participación voluntaria y por un determinado tiempo, luego del cual con toda la experiencia adquirida- cada aseguradora pueda operar en forma independiente) no está muy lejos a considerar. El caso español del Consorcio de Seguros para la atención de eventos catastróficos y riesgos vehiculares no aceptados, es un buen ejemplo.

Un último tema que resulta interesante analizar, es cuando un asegurado de los ramos de seguros personales o EPS resultase afectado en una atención salud. Las aseguradoras podrían plantearse el proteger estos eventos. Si bien es cierto, el obligado civilmente responsable es el causante, se podría contemplar la posibilidad de incluir una cobertura que garantice una suma fija estipulada en su tabla de beneficios como indemnización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *