seguros para perros

Coberturas que debe incluir un seguro de ganado porcino

Para el propietario de una explotación de ganado porcino es fundamental contar con un buen seguro que haga frente a cualquier imprevisto que pueda suceder, ya que cualquier problema que pueda surgir afectará de manera negativa al desarrollo de su trabajo y por lo tanto a su economía.

seguros para perros 1

Debemos distinguir entre los diferentes seguros para animales, no es lo mismo buscar seguros para perros que seguros para una explotación profesional de ganado.

seguros para perros 2

Son muchas las compañías que hoy en día ofrecen seguros para explotaciones de ganado porcino y cada una de ellas muestra una oferta distinta al ganadero, pero hay algunas coberturas que no deben faltar en un buen seguro de este tipo para que el empresario esté totalmente cubierto ante las adversidades:

Fallecimiento de una o varias cabezas de ganado como consecuencia de una enfermedad infecciosa o provocado por un accidente (incendio, inundación, derrumbamiento de las instalaciones…). Cubre también la necesidad de sacrificio de algunos animales si se encuentran gravemente heridos o enfermos o si suponen un peligro para el resto de animales.

• Un buen seguro también debería incluir las pruebas veterinarias necesarias para establecer la enfermedad que ha provocado la muerte de varias cabezas de ganado y para saber con exactitud cuáles son los animales que están infectados y los que están sanos.

seguros para perros 4

Fallecimiento de una o varias cabezas de ganado como consecuencia de un fallo en la ventilación de las instalaciones en las que se encuentra el ganado.

Robo de las cabezas de ganado.

Actos de vandalismo que puedan causar graves heridas o incluso el fallecimiento de algunas cabezas de ganado.

Responsabilidad civil frente a terceras personas. Es muy difícil que estos animales causen daños a otras personas, pero no es imposible.

seguros para perros 5

Además, un seguro para ganado porcino debe también cubrir la responsabilidad civil frente a daños a terceros causados no solo por los animales, sino por las instalaciones en sí, como la contaminación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *